Imprevistos que pueden surgir para un wedding planner en una boda

Fuera de casa, un wedding planner puede salvarte la vida
febrero 20, 2020
¿Cómo elegir la mejor locación para tu boda?
marzo 9, 2020

Boda Playa del Carmen

Imprevistos que pueden surgir para un wedding planner en una boda

Las labores de un wedding planner o de los equipos que se dedican a la planeación de bodas, son en términos generales, siempre muy similares en cualquier lugar, no importa si estás en los Alpes suizos o en la Riviera Maya, y se podría decir que una vez que se conoce el camino, cualquiera puede hacer la planeación de una boda sin mayores complicaciones. Sin embargo, existe una lista de habilidades específicas que separan a los expertos del romance de el resto de los mortales. Probablemente una de las habilidades más importantes que debe tener un wedding planner experimentado es la capacidad de reaccionar de la manera adecuada, en tiempo y forma a cualquier imprevisto que surja sin previo aviso durante una boda, y todo esto sin que los novios o sus invitados lo noten. 

Y ¿Cómo es que un wedding planner puede llegar a perfeccionar esta habilidad? Se preguntarán algunos. La respuesta es fácil, pero al mismo tiempo tiene su propio grado de dificultad, pues las variables pueden llegar a ser muchas . En primer lugar, hay un factor innato en el que el wedding planner debe tener cierto grado de “cabeza fría” debiendo calcular tiempos y posibilidades para resolver este o el otro imprevisto, todo sin que se le note una sola gota de sudor, además debe tener un pulidísimo don de mando, para coordinar y pedir a su equipo que se ejecuten cada una de las acciones necesarias para solucionar dicho problema. 

Por otro lado debemos decir también que la experiencia y conocimiento de la zona en la que se lleva a cabo la boda es posiblemente el cincuenta por ciento o más de lo que nos ayuda a resolver situaciones fuera de lo planeado. Conocer lo que se puede esperar respecto al clima en una u otra temporada y lugar específico puede ahorrarte muchísimos dolores de cabeza como profesional en la planeación de bodas, pues en la Riviera Maya por ejemplo, pueden haber frentes fríos, tormentas tropicales repentinas, o invasiones de mosquitos, conocer las temporadas para cada una mantendrá a un wedding planner preparado para lo que venga.

De la misma forma el wedding planner debe conocer a cada uno de los proveedores y haber trabajado con ellos anteriormente. Es algo básico y aún así, con frecuencia y sin importar cuantos check lists hayamos hecho o cuantas veces hayamos confirmado la asistencia o servicios de un proveedor, estos pueden fallar. Así que tener un plan B y C es indispensable.

Para ser completamente sinceros, aunque es importantísimo hacerlo, no importa que estemos preparados para todo tipo de imprevistos, aún así podrán surgir eventos inesperados, algo que nunca imaginábamos que podría suceder y para lo que tal vez no estemos del todo preparados. En YD Dream Management, hemos experimentado después de más de veinte años en la Riviera Maya en la industria, todo tipo de imprevistos, desde conatos de incendio, hasta la pérdida y rescate de la mascota de los novios en medio de la fiesta, pero podemos decir que gracias a que se ha mantenido la calma sin entrar en pánico, hemos sido capaces de usar todo el conocimiento que nos ha proporcionado la experiencia, y por supuesto nos hemos rodeado de un equipo de trabajo con habilidades increíbles, gracias a todo esto hemos sido capaces de dar solución a cada uno de los imprevistos sin que pasaran a mayores, todo para continuar con la celebración más importante de la vida de nuestros novios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *